Cómo pintar cualquier mueble de madera

Cambiar un poco el estilo y la decoración de tu casa no tiene por qué implicar un gran desembolso de dinero ni una pérdida de tiempo buscando en revistas para el hogar, sino que existe una forma mucho más barata, además de entretenida y original, de conseguirlo: repintando los muebles para darles un aspecto completamente diferente, y tan solo por el precio de algunas brochas y unas latas de pintura. Por otra parte, pintar un mueble de madera implica renovarlo, trabajar en él para arreglar las pequeñas marcas del tiempo, por lo que le estarás dando un poco más de vida y te permitirá mantenerlo más tiempo en casa. Pintar un mueble de madera es renovarlo en sí mismo, además de renovar el ambiente en el que se encuentra, y sin olvidar de que se trata de un proyecto personal muy creativo, pues eres tú mismo quién elige el color y el diseño futuros. ¿Quién no acaba satisfecho tras darle un toque diferente a su hogar? A continuación, los pasos para pintar cualquier mueble de madera:

LIJAR

lijar mueble

Vamos a ser honestos: esta parte del trabajo es lenta, pero sin duda es imprescindible para que los resultados sean los mejores. Se trata de una parte necesaria para que la pintura se adhiera adecuadamente a la superficie, aunque es cierto que si el mueble en cuestión no tiene ningún acabado anterior con pintura o barniz no hay falta realizar este paso. De otra manera, necesitarás una lija de grano 80 o 100 para ir emparejando suavemente toda la superficie de la pieza, y siempre yendo en la misma dirección para evitar marcas. Tras lijar, pasa un trapo húmedo para limpiar el serrín y deja que el mueble se seque durante un rato.

PINTURA BASE

restaurar mueble

Una capa de pintura previa a la pintura principal ayudará a que la superficie esté mejor cubierta, a prevenir manchas y a que el acabado sea perfecto. Para ello escoge una pintura base de color gris (pues es un color fácil de cubrir posteriormente, aunque opta por el blanco si la pintura principal va a ser blanca) y dale una capa al mueble, para lo cual necesitarás una brocha o un rodillo pequeño. No te preocupes si no consigues una capa uniforme, pues no se apreciará en el resultado final.

PINTURA

muebles

Ahora sí que es el momento de trabajar en el resultado final, por lo que este paso tendrás que hacerlo metódicamente y con cuidado. Utiliza una brocha o un rodillo pequeño. Necesitarás un mínimo de dos capas para que el resultado se vea mejor, además de que deberás pintar aplicar capas finitas y usando poca mezcla. Pinta de manera lenta para que no se formen burbujas ni se formen muchas gotas de pintura (ve quitándolas a medida que van cayendo o se adherirán al mueble). Deja secar el mueble entre capa y capa y, una vez acabado este paso, deja secar durante al menos 24 horas (y si es al sol mejor).

POLIURETANO

mantenimiento-mueble

Finalmente, para conseguir que la pintura dure más tiempo y que el mueble esté mejor protegido dale un par de capas poliuretano a base de agua (no te olvides de dejar secar bien el mueble entre capa y capa y unas 72 horas antes de utilizarlo). Dependiendo de tus gustos podrás elegir diferentes acabados de poliuretano: brillante, semibrillante y satinado.

Y si las dimensiones de tu proyecto se escapan a tus capacidades, no dudes en contactar a pintores en Valencia que puedan ayudarte con tu objetivo.

Este consejo también puede interesarte: Como reparar un grifo encastrado

[Total:0    Promedio:0/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!